La razón de su salida fue el estreno en la ciudad de Los Ángeles de Allied, film que protagoniza junto a Marion Cotillard. Durante el evento Pitt posó para los fotógrafos presentes y dio varias entrevistas a los medios de comunicación.

Sin embargo, fue su apariencia física la que levantó titulares y comentarios en las redes sociales. Y es que el protagonista de Troya se presentó al evento luciendo mucho más delgado de lo acostumbrado y algo desmejorado.

Muchos alegan que la pérdida de peso y su mirada perdida mientras caminó la alfombra roja, es por la demanda de divorcio que actualmente presenta y la batalla en la que se encuentra por la custodia de sus seis hijos.