140 kilos…

La joven llegó a pesar 140 kilos, pues “comía durante todo el día, luego bebía por la noche; después tenía resaca, comía mucho peor”. Misty comenzó a ser adicta al alcohol y al tabaco, hasta que decidió cambiarlo todo.

unnamed-1

La chica decidió dejar de beber y de fumar, además de someterse a una dieta. Dos años después, tras mucho esfuerzo, Misty ha conseguido perder más de 60 kilos.

Misty olvidó las hamburguesas, pizzas y comida grasosa, para consumir frutas, verduras y comenzar a hacer ejercicio: yoga.

unnamed-2

“Hago ejercicio para desarrollar mi tono muscular, y no pienso en las calorías que quemo. Estoy haciendo esto por mi cuerpo, no a mi cuerpo”.

unnamed-3

Como ves, algunos cambios en nuestra rutina podrían hacer la diferencia, como en el caso de Misty que abandonó el alcohol, el tabaco y la comida poco saludable.

unnamed-4 unnamed-5