Un nuevo estudio ha revelado que dormir poco una noche puede hacer que algunas personas consuman más calorías al día siguiente. El resultado del estudio se logró tras una revisión sistemática y un meta-análisis, realizados por un equipo de investigadores del King’s College de Londres, Reino Unido.

El meta-análisis combinó los resultados de muchos estudios de intervención realizados anteriormente, informa NCYT. La revisión reveló que las personas que habían dormido menos de lo necesario habían consumido un promedio de 385 calorías extra por día.

Gerda Pot y Haya Al Khatib analizaron y contrastaron los resultados de 11 estudios con un total de 172 participantes, en los que se había comparado los efectos de la restricción del sueño en un grupo, versus otro grupo de control, midiendo la ingesta de calorías de las personas durante las siguientes 24 horas.

Los investigadores encontraron que dormir menos horas de lo recomendado no había tenido un efecto notable sobre cuánta energía gastaban los participantes al día siguiente. Por eso, estas personas habían ganado unas 385 kcal por día.

El estudio también reveló que la falta de horas dormidas también influía en el tipo de alimentos que elegían comer las personas. Los investigadores observaron que en la mayoría de los casos la ingesta de grasas había aumentado y la de proteínas había bajado –no notaron cambios en el consumo de carbohidratos.

Dormir poco es uno de los riesgos más habituales para la salud. La vida moderna acarrea un desorden del sueño que se ha masificado y que involucra la disminución de las horas dedicadas a dormir. Los autores del estudio, quienes publicaron su trabajo en European Journal of Clinical Nutrition, señalan que se necesitan más investigaciones para averiguar el impacto de la falta de sueño a largo plazo en la nutrición, y si dormir más podría ayudar a prevenir los desórdenes alimentarios y el sobrepeso.